Viacrucis por no dar "mordida"

Viacrucis por no dar "mordida"

* Denuncia transportista abuso de Policía Víal en Huatulco al exigir "mordida" a cambio de no levantar infracción; Asegura que los oficiales actúan en contubernio con el Delegado, Fermin Sanjuan Chincoya.

Antonio García
notioax.com
Santa Cruz Huatulco
29 de agosto de 2017

Por no acceder a dar "mordida", tras haber cometido una falta al dar una vuelta en U "de forma incorrecta", un taxista del sitio Benito Juárez denuncia ser víctima de abuso de autoridad por parte de elemento de la Policía Víal del Estado en Huatulco y del propio Delegado, Fermin Sanjuan Chincoya.
Todo inicio el pasado jueves 24 de agosto del presente año, aproximadamente a las seis horas con quince minutos, en inmediaciones del Sector O, casi frente a la dársena de Chahue.
Los elementos de la Policía Víal le marcaron el alto al taxista del Sitio Benito Juárez, con número económico 17-083, placas 2676SJH, por haberse dado una vuelta U, según los oficiales de tránsito "en forma incorrecta".
A solicitud de los agentes, el taxista detuvo la marcha del vehículo y les mostró sus documentos, presentando su tarjeta de circulación, póliza de seguros vigente y una licencia federal de conducir, con vencimiento en el año 2020.
Los oficiales le dijeron que la licencia federal no es válida para manejar en el estado de Oaxaca por lo que quedaría detenida la unidad. El taxista argumentó que ese no era el motivo de la detención del vehículo y que le levantaran la infracción correspondiente por darse la vuelta en U.
CAMINO A LA DELEGACIÓN
Molestos por el comentario los agentes viales hicieron como que llamaban una grúa por radio, pero, ante la negativa del chofer a que le detuvieran su unidad, un oficial se subió al taxi, indicandole que se "jalara" a la delegación y que ahi el Delegado de todos modos detendría la unidad.
El chofer siguió las instrucciones de los oficiales, pero dentro de la unidad comenta el chofer que el policía lo iba molestando que bajara la velocidad y el chofer le contestó que iba a 20 kilómetros por hora y que qué más baja quería, a lo que el oficial lo volvió a amagar que se estacionara porque ya venía la grúa.
De nueva cuenta el taxista se negó y le dijo que el propio oficial le había indicado que se dirigiera a la delegación y que se iba ir hasta ese lugar. El oficial se molestó más y le dijo que se evitara problemas, que ya sabía cómo se arreglarían las cosas porque al llegar a la delegación no iba a poder hacer nada.
"Ya te dije que prefiero me levantes la infracción a darte una mordida" le dijo el taxista, a lo que el oficial le dijo que era una falta de respeto a una autoridad el decirle eso.
ULTIMATUM; MORDIDA O INFRACCIÓN
Al llegar a la delegación, Sanjuan Chincoya no se encontraba, por lo que el chofer tuvo que esperar al delegado, para ello el oficial le preguntó nuevamente si ya había pensado bien las cosas porque el carro ya estaba detenido y como no había arreglo procedía a levantar la infracción.
El chofer le dijo: "pues levántela", pensando que sería únicamente por la vuelta en U indebida "según ellos"; pero cuando llamó el oficial al chofer para que firmara el acta de infracción, esta contenía otros cargos como el articulo 158 fracciones 79 y 56, articulo 30 por falta de cinturón, articulo 137 y una letra V por falta de licencia.
El taxista se negó a firmar la boleta de infracción, argumentando que estaban cosas que no eran, como lo del cinturón de seguridad y alegó que sí había presentado la licencia federal vigente.
A regañadientes el oficial procedió a detallar los datos de la licencia tipo A, expedida en oaxaca, a lo que el chofer le dijo ya no había motivo de detención de la unidad.
Sin embargo, el oficial insistía en que firmara la boleta sino le iba a salir más caro y que mejor lo arreglara con el Delegado Fermín Sanjuan Chincoya, pero este no llegaba.
CONTUBERNIO CON DELEGADO
Fue hasta las ocho de la noche cuando arribó a sus oficinas el delegado de la Policía Víal, "con armas, ya que había ido de cacería", según dio a conocer el denunciante.
Pensando que el Delegado iba actuar con legalidad e imparcialidad, el taxista procedió a explicarle la situación, pero, para su sorpresa, Sanjuan Chincoya asumió una actitud déspota, avalando el actuar del oficial.
El chofer cuestionó el por qué de los artículos 159 y 137 "si la Ley de Tránsito y Vialidad solo tiene 101 artículos", a lo que el delegado le contestó con altanería, prepotencia e insultos, diciéndole que quién era él para pedir que se checara el reglamento.
Refiere el denunciante que Sanjuan Chincoya le advirtió que no siguiera preguntando sobre los artículos, porque entre más preguntas hiciera más cara era la multa y que de nada le servían las canas si no sabía cómo se arreglaban las cosas.
Molesto, el delegado le pidió la taxista que se presentara al día siguiente -viernes- con todos los documentos de la unidad para poder liberarla, si no se tendría que pagar más.
SEIS HORAS Y MEDIA DE ESPERA
El viernes se presentó el chofer, a las nueve de la mañana, pero le dijeron que el Delegado estaba "muy ocupado"; fue hasta las 3:30 de la tarde que Sanjuan Chincoya atendió al afectado, fijandole una multa de 943 pesos por falta de licencia y falta de cinturón.
Al cuestionar nuevamente la infracción, el Delegado, sonriendo de forma burlona le dijo: "Ya lo ves", insinuandole que por su actitud del día anterior había obtenido dicha multa.
Posteriormente le dijo: "ve y paga, mañana liberamos tu unidad", el chofer comenta que es probable que el Delegado lo hizo con dolo, porque la mayoría de bancos los cierran a las cuatro y si no lograba pagar ese día tendría que hacerlo el lunes y hasta ese día liberarían su vehículo.
Por lo anterior, el chofer corrió al banco más cercano a efectuar el pago, regresando a las cinco y media de la tarde a ver al Delegado, pero al llegar éste le dijo: "mira, voy de salida, vente mañana y lo liberamos".
CUESTIONABLE ACTUAR DE DELEGADO
El sábado el chofer llegó con la ilusión de sacar temprano el vehículo y así poder trabajar, el problema fue que el Delegado no se presentó en todo el día, por lo que el chofer se tuvo que presentar hasta el lunes.
Para colmo, el patrón exige al taxista el pago de la multa, los días perdidos del taxi, con riesgo de perder su trabajo, todo por no acceder a dar una "mordida".
Esta es una de tantas denuncias que se reciben a diaro en contra del actuar del Delegado de la Policía Víal en Huatulco, a quien ya una vez removieron de este lugar por diversas acusaciones en su contra.
En el cambio de gobierno estatal se olvidaron que Sanjuan Chincoya no es bien recibido en Huatulco por su actuar deshonesto y prepotente en contra de ciudadanos automovilistas y transportistas.
Abuso de sus funciones y falta de cultura en su actuar, así como la falta de respeto a los derechos humanos como lo marca la ley de responsabilidades de los servidores públicos son unas de las acusaciones ya conocidas en contra del actual Delegado de la Policía Víal en este lugar.

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

back to top
×

Sign up to keep in touch!

Be the first to hear about special offers and exclusive deals from TechNews and our partners.

Check out our Privacy Policy & Terms of use
You can unsubscribe from email list at any time